Skip navigation
All Places > Español > Blog > 2015 > November
2015

Español

November 2015 Previous month Next month

Antes que todo, cualquier transición entre una plataforma (LMS) a otra es difícil. Sin embargo, con un plan estructurado y un equipo comprometido se pueden lograr grandes cosas . En nuestro caso, realizamos la migración de Blackboard a Canvas. Y esto, con una ambiciosa meta de producción: sobre 100 cursos en par de meses.

 

Algunos de los retos fueron:

  • El diseño de los cursos – si comparamos nuestros cursos antes con los de ahora, son muchas las diferencias tanto en la apariencia, su desarrollo curricular y la forma de montar. Por ejemplo, cuando realizamos la transición, se quería asegurar que la experiencia del estudiante en dispositivos móviles  fuera satisfactoria y ese fue un punto central de nuestro diseño instruccional.
  • Producción de cursos – la producción fue demandante y tuvimos que comenzar a diseñar cursos a medida que íbamos conociendo la plataforma. Sin embargo, con ayuda de los expertos de Canvas que nos visitaron, se pudo agilizar el proceso. Además, la Comunidad ha sido un componente importante que nos ha ayudado a aclarar dudas y realizar consultas de una forma rápida y efectiva.
  • Aceptación del cambio por parte de la comunidad universitaria - se realizaron adiestramientos y orientaciones tanto a la facultad como a los estudiantes. A pesar de que al principio muchos eran renuentes, en la actualidad, el cambio de plataforma es visto como un cambio positivo.

 

En mi experiencia como diseñadora instruccional, he aprendido que todos los días surgen nuevos retos relacionados a la creación y manejo de cursos; sea a nivel interno de la institución o relacionado con la plataforma. Lo importante es estar abierto a los cambios y a las nuevas posibilidades que estos pudieran traer. Opino que hemos crecido muchísimo gracias a esto.

 

¡Éxito a todos!

 

 

Xavier Cotto, Fede Arbelaez

Después de varios años con Moodle y un año (o menos, para algunos) con My Big Campus, nuestro equipo técnico decidió mudarnos a Canvas. En el mundo académico, los maestros experimentan tantos cambios que duran un par de años, y luego se desvanecen. Así es que mis colegas aceptaron el cambio con poco ánimo. Otro desafío era que la mayoría había sufrido mucho con Moodle, que no fue nada fácil de aprender. A los que habían logrado aprenderlo, les faltaba suficiente energía para querer dedicar aún más tiempo a dominar una nueva plataforma.

 

Afortunadamente, nuestro comienzo con Canvas coincidió con la llegada de MacBooks. Con tanta tecnología nueva, la administración decidió contratar con una especialista de integración tecnológica.

 

Para presentarnos a Canvas, al comienzo hicieron talleres obligatorios para todo el equipo docente. Después, formaron talleres separados, divididos según el nivel de conocimiento de los participantes. Éstos no eran obligatorios, pero otorgaron puntos de desarrollo profesional, los cuales necesitamos para poder recibir aumento de salario cada año.

 

Tal vez lo más importante era que la especialista estaba a nuestras órdenes durante el día escolar entero. Sólo había que mandarle un mensaje a su móvil, un correo electrónico o hacerle una llamada, y ella venía directamente al salón a resolver cualquier problema, o a darnos ayuda durante la hora de preparación. También, si se nos presentaba una herramienta (de cualquier tipo, no sólo de Canvas) que había que enseñar a los alumnos, ella estaba dispuesta de hacer un tallercito para ellos.

 

En fin, nuestra escuela quitó todos los obstáculos para superar los desafíos y tener un programa exitoso.

Stefanie Sanders

Desafíos de Canvas

Posted by Stefanie Sanders Administrator Nov 8, 2015

El mayor reto al que nos enfrentamos durante nuestra transición a la lona fue el de la tradición, o dicho de otro modo, la resistencia al cambio. Muy pocas personas aceptan el cambio, y nuestra facultad no fue la excepción. Para una transición exitosa a una nueva plataforma de aprendizaje, hay que dominar el arte de morderse la lengua cuando uno escucha las frases de activación:

 

  • No es así como lo hacemos en [indique el nombre de los viejos LMS]
  • Quiero hacer exactamente de la misma manera como siempre lo han hecho.
  • No quiero volver a diseñar mi curso.

 

Este último es fundamental. Una transición a Canvas es una oportunidad de oro para reexaminar el diseño general del curso. ¿Es el curso verdaderamente propicio para el aprendizaje centrado en el estudiante [student-centered learning]? ¿Se aprovechan los últimos principios de diseño? ¿Está invitando? Es intuitivo? Tras destacar los aspectos positivos de la transición para los miembros de la facultad va un largo camino hacia la obtención de “buy-in”, y la aceptación del cambio. El cambio es, después de todo, inevitable, y un verdadero signo de progreso.

 

[Muchas gracias a Nayibis Pacheco, estudiante de la University of Florida, por su ayuda con la traducción.]

John_Lowe@baylor.edu

Desafíos

Posted by John_Lowe@baylor.edu Expert Nov 6, 2015

En primer lugar, por favor perdone a mi español. Hemos tenido problemas para cambiar a Canvas de  Blackboard debido a la exportación de curso. El proceso de importación causa problemas. En cambio, tenemos nuestros maestros descargar manualmente los archivos del curso. Entonces, tenemos subir estos archivos en Canvas a mano. Esto les ayuda a organizar sus archivos de curso y les ayuda a importar sólo lo que necesitan.